geyseco

Lo mejor de Palma de Mallorca

Monumentos históricos

Casco histórico: Si te gusta perderte por callejuelas estrechas de trazado medieval, no puedes perderte el casco antiguo de Palma de Mallorca. Con altos edificios, frescos patios, persianas mallorquinas y piedras de ese color terroso que caracteriza todas las construcciones tradicionales de la isla, incluida la catedral. Además, las calles del Casco Histórico suelen estar menos atestadas de gente que las calles comerciales principales.


Catedral: La Catedral de Santa María de Palma, conocida como La Seu, es un templo de estilo gótico levantino construido a la orilla de la bahía entre los años 1229-1346. En 1931 fue declarada Monumento Histórico-artístico. Además, es la catedral que tiene el rosetón más grande del mundo gótico.



Castillo de Bellver: De estilo gótico mallorquín, fue construido a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II de Mallorca. Se encuentra sobre un monte de 112 metros sobre el nivel del mar, en una zona rodeada de bosque, desde donde se puede contemplar la ciudad, el puerto, la sierra de Tramontana… De hecho, su nombre viene del catalán antiguo “bell ver”, que significa “bella vista”.



Palacio de la Almudaina: Es el Palacio Real o Alcázar Real de la ciudad de Palma de Mallorca y una de las residencias de la Familia Real Española, gestionada por Patrimonio Nacional. Recoge en sus muros la historia de las islas desde los asentamientos megalíticos. Actualmente es utilizado durante el verano por Su Majestad el Rey Juan Carlos de Borbón como residencia oficial para ceremonias y recepciones.



Paseo en calesa: Elegantes y preciosas, las antiguas calesas de Palma esperan a sus clientes en el Parque del Mar o alrededor de la Seo, o Catedral. Los carruajes, llamados tradicionalmente ‘galeras rojas’, forman parte del casco histórico de Palma dándole color y un sabor entrañable de otro tiempo. Los paseos, que duran una hora y tiene un precio razonable, recorren los rincones más emblemáticos de la ciudad vieja al paso lento de los caballos, acompañados por el tintineo de las campanillas que decoran las calesas.



La Lonja de Palma: Desgraciadamente, sólo está abierta al público cuando hay exposiciones, lo que es una pena porque es un edificio de extraordinario valor, de estilo gótico, construido entre 1426 a 1448.
En la fachada principal destaca la escultura del Ángel defensor de la Mercadería, y el arquitecto responsable de este edificio fue Guillem Sagrera, escultor mallorquín.
El resultado es un edificio gótico de planta es rectangular, con una única sala dividida en doce zonas por pilares sin base ni capitel. A lo largo de toda la parte superior del edificio hay una galería de preciosas ventanas.



El Consulado del mar: Al lado de la popular Lonja mallorquina, en el centro de la ciudad de Palma de Mallorca, no se puede dejar pasar la oportunidad de visitar el Consulado del Mar.
De este edificio destaca su belleza arquitectónica, tanto del edificio principal como de la capilla de la Lonja de la ciudad, que se encuentra adyacente a él. Se trata de una obra de arte barroca que data del siglo XIV.
Fundado en el siglo XIV como sede del tribunal, se encargaba de regular las leyes marítimas, importante dada la relevancia que tomó la Lonja de la ciudad a nivel comercial. Se trataba de un edificio que trabajaba como institución jurídico-mercantil medieval y que estaba formado por un prior y varios cónsules. Su jurisdicción era similar a los actuales tribunales mercantiles, resolviendo conflictos entre mercaderes y marineros.
Es actualmente sede de la Presidencia del Gobierno de las Islas Baleares.



Basílica de Sant Francesc: La Basílica de Sant Francesc ofrece una fachada del siglo XIII que fue remodelada después de ser alcanzada por un rayo en el siglo XVII.
Con un estilo típico mallorquín, que ofrece un enorme muro, piedra arenisca y un delicado tallado con rosetón en el centro, ofrece claustros típicamente góticos, además de naranjos y limoneros, con un pozo en el centro.
Dentro de la iglesia se encuentra el sepulcro de Ramon Llull (1235-1316), el místicocatalán que se convirtió en ermitaño tras un intento de seducción fallido y que fue apedreado hasta la muerte después de intentar convertir a los musulmanes en Túnez. Su figura se encuentra representada también, en forma de estatua, en el paseo marítimo dePalma de Mallorca.
Fuera de la basílica también se puede ver la estatua de otro famoso misionero mallorquín, Fray Junípero Serra, que vivió en el monasterio de la ciudad.
Tras esta iglesia, que en su momento se encontraban las casas de joyeros y comerciantes judíos, ofrece ahora restaurantes variados.



Murallas defensivas: El Mediterráneo siempre ha sido un mar convulso, donde la lucha de poder de las diferentes culturas y civilizaciones ha dejado en toda su costa impresionantes murallas defensivas, algunas alcanzan casi el milenio de antigüedad, y en el caso de Palma, las murallas actuales datan del S.XV y por eso se le llaman renacentistas.
Después del saqueo de Mahón realizado por el pirata Barbarroja en 1535, se decidió ampliar y reforzar las murallas en Palma, para hacerlas más acordes a la evolución de las armas de artillería, ya que las murallas medievales existentes eran incapaces de resistir un ataque artillero, y por ello aparece el baluarte, así la artillería propia podía repeler el ataque enemigo.
En 1574 se inició el proyecto de construcción de la muralla renacentista de Palma, a cargo de Antoni Verger, que utilizó las murallas medievales como base para ampliar las defensas de la ciudad.



Casa Weyler: Conocida también como Can Weyler en mallorquín, esta casa señorial es una representación de la fase madura del gótico local. Su construcción es un caso excepcional, presumiendo de ser una de las casas particulares más antiguas que se conservan en Mallorca.


Museos y visitas de interés

Museo de Historia de Mallorca: Dirección: C/ Portella 5. Horario: De 10 a 19:00 h. Domingos de 10 a 14:00 h. Lunes y festivos cerrado.



Museo de Arte Contemporáneo de Palma de Mallorca: Con obras de Pablo Picasso, Joan Miró y Miquel Barceló, entre muchos otros artistas. Dirección: Plaza Porta Santa Catalina s/n Horario: De noviembre a mayo, de 10 a 20:00 h. De junio a octubre, 10 – 24:00 h. Lunes cerrado.



Pueblo Español: Este complejo turístico, que fue construido entre 1965 y 1967 por el reconocido arquitecto Fernando Chueca Goitia, es como un recorrido cultural por toda España. Dirección: C/ Poblé Espanyol, s/n. Bus: Líneas 5, 46



Baños Árabes: En el jardín de la casa señorial de Can Fontiroig. Dirección: Can Serra 3.



Relojes de sol en Mallorca: Pasando el Hard Rock café, paseando por el puerto de palma y todo su paseo marítimo, encontramos un reloj en la plaza justo bajo la zona de Es Jonquet. Son los típicos relojes de sol, que te indican la hora dependiendo de la luz que incida sobre el.



Vidrio soplado: Mallorca tiene una dilatada tradición vidriera. Su técnica es la del vidrio soplado que consiste en introducir la caña en el horno, donde se mantiene el vidrio fundido, y coger una posta para ir modelándola a través del soplado y con la utilización de las herramientas de los vidrieros. Estos son unos verdaderos artistas que realizan piezas maravillosas, tanto por su colorido como por sus formas.
Aquí en la ciudad de Palma, se encuentran dos de las fábricas de vidrio soplado de Mayorca.
Vidrierías Artísticas Mayra Carrá. C/ de Tiziano, 26. Palma.
Josefina Seguí. Vidrier de Candilon. C/ Ferrer de Pallares, 36B. Palma



Ocio y entretenimiento

Las playas: Mallorca el lugar preferido para millones de personas en especial para aquellas que desean sol, mar y playa. En Mallorca las playas son de fina arena blanca, aguas cristalinas y muy buenas temperaturas.
Cala Estancia, Playa de Palma, Ciudad Jardín, Can Pere Antoni y Cala Major son playas con sabor mediterráneo, fácilmente accesibles desde la ciudad y dotadas de servicios modernos. Se puede disfrutar de las aguas cristalinas que hacen de Palma un destino ideal para las actividades acuáticas y para pasar unos inolvidables días de descanso los 365 días del año.



Gastronomía: La particular gastronomía de la isla es resultado de una compleja historia y de las distintas civilizaciones que conquistaron la isla. La gastronomía mallorquina tradicional es mucho más adecuada para la dura vida que se llevaba siglos atrás en el campo que para la actual, veraniega y de bikinis sucintos. La gastronomía mallorquina es un delicioso reflejo del clima, la tierra y la historia de la isla. Platos típicos y únicos son la ensaimada, las sopas mallorquinas, frito mallorquín, el tumbet, el lomo con col o con esclatasang (variedad más sabrosa del rovellón encontrado en la península ibérica), y las berenjenas rellenas, arròs brut, (que consiste en un arroz caldoso con setas, caracoles, carne de cerdo, conejo y de aves) La leche de almendras, el licor de hierbas mallorquinas, el Palo, un aperitivo muy isleño y la sobrasada entre otros muchos manjares característicos de las distintas localidades de la isla.

Entre las diferentes cafeterías donde poder degustar las típicas ensaimadas mallorquinas están, Forn des Teatre. Plaza Weyler, 9, Can Joan de S’aigo. C/ Sans 10, Forn Fondo. C/ Unió 15, Forn de la Concepció. C/ Concepció 16, Ca’n Pomar. Ctra. Manacor, 4



También tenemos en esta ciudad como en otras de España el famoso Hard Rock Café: Paseo Maritimo, S/N, 07014 Palma.



Club Náutico de Palma: Dirección: Muelle de San Pedro, Club de Mar. Dirección: Avda. Gabriel Roca, s/n





Envia a un amigo

Compártelo con tus amigos